viernes, 11 de junio de 2010

Balzac y la joven costurera china, de Dai Sijie.


Dai Sijie nació en 1954 y vive en Francia desde los quince años debido a la revolución cultural, más tarde sería trasladado a un campo de reeducación en la china popular. En 1984 vuelve a Francia y en el año 2007 escribe esta obra. Además de ser cineasta y novelista, Sijie también estudió historia del arte y posee una vasta cultura que se ve reflejada plenamente en las relaciones que aparecen en su libro.

Tanto la novela, como parte de la vida se Sijie se desarrollan durante la revolución cultural en china. Dicha revolución comienza en el año 1966 con el objetivo de modernizar el país, eliminando, viejas ideas, viejas culturas, viejas costumbres, viejos hábitos, y prohibiendo muchas cosas, entre ellas la literatura de occidente, y especialmente a uno de sus grandes exponentes como el caso de Balzac. Según mi opinión es una manera exagerada y dictatorial de “modernizar” el país.
Esta Revolución cultural estuvo dirigida por el presidente del partido comunista chino Mao Tse Tung (Mao Zedong) quien es apoyado por un potente grupo de estudiantes llamados “Guardias rojos”. La revolución termina gracias a un golpe de estado militar dirigido por Deng Xiaoping.

En cuanto al argumento, la novela relata la historia de dos jóvenes, el narrador y su amigo Luo, con quien es enviado a un campo de reeducación (al igual que el autor, podríamos decir que es en parte una autobiográfica, ya que Sijie afirma que esta experiencia fue lo que marco e inspiró la escritura de este libro) en una montaña llamada Phoenix del cielo, dónde conocen gente como a la joven costurera china y a un señor de lentes (en ninguno de los dos casos mencionan nombre, tampoco para el narrador).
La joven costurera vivía en una cabaña a un par de horas de la casa de los protagonistas, ellos la visitaban, Luo se enamora de ella y ella de él. Por otro lado los protagonistas descubren que el señor de lentes escondía en su casa una veintena de libros prohibidos entre ellos muchos de Balzac. Después de haber hechos favores al señor de lentes a cambio de libros, los protagonistas deciden robar los libros con los cuales Luo quería ayudar a la joven costurera a mejorar su lectura y su escritura, ya que había vivido toda su vida en esa montaña teniendo una vida de campo sin una buena educación que le permitiese leer y escribir. Es evidente que Luo no quería que ella fuera solo una mujer de belleza física, sino también una persona culta.
Más tarde la joven costurera revela al narrador que está embarazada, y en aquella época no se podía tener hijos antes de casarse lo cual tampoco era una opción porque no se podía contraer matrimonio antes de los 25 años y Luo tenía solo18. La única opción era abortar, por lo cual el narrador debe ir al pueblo más cercano a buscar un ginecólogo, el cuál acepta hacer esta operación clandestina a cambio de un libro de Balzac.
Finalmente la joven costurera decide irse, lo único que menciona es que irá a una gran ciudad, no sin antes reflexionar sobre Balzac, sobre aquello que el autor decimonónico francés le había hecho entender, esto es, que “la belleza de una mujer es tesoro que no tiene precio”. Mi interpretación de esta frase con la cual concluye el libro, es que ella a través de los libros de Balzac se da cuenta que es mucho más que una simple campesina y que el mundo es mucho más amplio de lo que ella imaginaba, que es mucho más que una montaña y ella quiere conocerlo.

En conclusión, opino que Sijie escribió una gran obra la cual no solo deja una historia a recordar, sino que también deja valores y enseñanzas a través de estos personajes que enfrentan el contradictorio período llamado revolución cultural china.


Por Joaquín Gurovich

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada